Seleccione idioma:

Noticias

Calidad del Aire

En busca del aire perdido 

Para entender mejor lo que es la contaminación del aire, nada mejor que consultare esta web: https://waqi.info/es/#/c/6.963/-88.066/2z que lleva el ilustrativo título: Contaminación del aire del mundo: Índice de calidad del aire (AQI) en tiempo real. 

El mapa  interactivo reporta los datos de una extensa red de estaciones de monitoreo de calidad del aire regadas por los cinco continentes. Ejemplo: la banderita verde que tiene la ciudad de Bergen (Noruega) indica que el aire es bueno, un índice de calidad de aire AQI de 27; la bandera roja de Pelonomi (Sudáfrica), indica aire insalubre, AQI de 171. O la bandera amarilla de Renéville (Martinica) indica un AQI de 75, moderado, mientras que la bandera vinotinto de Ratanpura (India) advierte de un aire peligroso, un AQI  de 667.

Si bien es cierto el mapamundi tiene amplias zonas en verde y en amarillo, no se puede ignorar que hay grandes poblaciones del mundo respirando un aire malo. La mayoría vive en países de ingresos bajos y medianos, aportando el Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental las 2/3 partes. La OMS calcula que al año hay 3 millones de personas que mueren a causa de contaminación del aire de exteriores. Este dato nos lleva a constatar la conexión directa entre desigualdad, inequidad y desarrollo no sostenible. Se diría que lo uno va llevando a lo otro hasta configurar una situación de riesgo muy elevada para la salud: una familia que reside en Bergen vive en condiciones muy diferentes a una familia que vive en Ghaziabad (India). A estas diferencias hay que agregar una que la sociología no hubiera considerado hace cincuenta años: la calidad del aire que se respira. Un aire que incluso hace predecible de qué enfermedades sufrirá la gente y, que incluso permite la planificación del sistema de salud: por cada cien mil habitantes se requerirán en la India más especialistas en enfermedades respiratorias que en Suecia.

Es útil recordar cómo define el DRAE la palabra esmog: 

Del ingl. smog; acrón. de smoke ‘humo’ y fog ‘niebla’.

1. m. Niebla mezclada con humo y partículas en suspensión, propia de las ciudades industriales. 

Y esa perturbadora niebla es lo que vemos en las tres imágenes siguientes. 

 

Imagen 1: Vía en la ciudad de Ghaziabad

                                                     

Imagen 2: Complejo de oficinas en Ghaziabad (India)

                                                                       

Imagen 3: Pareja camino al trabajo Ghaziabad (India)

Por un momento pongámonos en el lugar de estas personas que caminan por una  calle de esta ciudad pegada de Nueva Delhi, la capital de la India: luce atestada de carros, ellos van esquivando como pueden el hollín que circula a su alrededor, sabiendo que esto es el día a día que les toca vivir camino a sus trabajos. A ese ritmo de contaminación esta pareja en menos de quince años estará sufriendo de problemas cardiovasculares, respiratorios, etc. Quizá dejen huérfanos a hijos en plena adolescencia, o a lo mejor deban emigrar a otra región que les depare mejor calidad de vida, o simplemente esto ni se lo plantean, al fin y al cabo la contaminación es lo que toda la vida han visto y por eso mismo la encuentren normal. Este estado de enfermiza resignación  es precisamente el gran problema. 

La niebla que cubre árboles, motociclistas, postes de luz, edificios, autos y personas, deja en evidencia la dimensión del problema de contaminación en Ghaziabad, la ciudad que encabeza el hit parade de las ciudades que tienen el aire más contaminado del mundo.  Del informe publicado el pasado mes de febrero por la cadena CNN, extractamos lo siguiente:

“Ghaziabad, una ciudad satélite de la capital, Nueva Delhi, en el norte del estado de Uttar Pradesh, está clasificada como la ciudad más contaminada del mundo, con un índice promedio de calidad del aire (AQI) de 110,2 en 2019. Eso es más del doble del nivel que la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE. UU. considera saludable. Y en noviembre, se declaró una emergencia de salud pública después de que el nivel de AQI pasara de 800 en ciertas partes de Nueva Delhi, que era más de tres veces el nivel «peligroso».       

Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/2020/02/25/21-de-las-30-ciudades-del-mundo-con-la-peor-contaminacion-del-aire-estan-en-india/                                                                                                                                                     

Lo sorprendente es que hablamos de Ghaziabad con un índice promedio AQI de 110.2, y al consultar hoy 29 de agosto de 2020 el mapa interactivo, vemos que Bogotá marca 109. Miremos con detenimiento las fotos. Lo que ocurre en ellas tampoco es que nos sea a nosotros, en el otro extremo del mundo, tan ajeno

La búsqueda de aire limpio, completamente libre de contaminantes, es inaplazable. Aquí y en todas partes del mundo es obligación iniciar esta cruzada. Por ejemplo, en Cali el objetivo es recuperar un aire limpio y puro y eso solo es posible si  nos ponemos la meta de que el 75% de la energía que utilicemos proceda de renovables. No hay otro camino, si hay otros son menos alcanzables. La ciudad de Calgary (Canadá) logró esa meta y hoy encabeza el ranking de la ciudad con la contaminación de aire más baja, apenas sobrepasa un índice de 21. ¿Por qué nosotros no? El drama que se percibe en estas fotos debe ser un estímulo, no sea que mañana descubramos entre la niebla a personas parecidas a nosotros. Si es que no somos nosotros.

Fuente de las 3 imágenes:  https://arcodelsur.com/wp-content/uploads/2020/02/21-de-las-30-ciudades-del-mundo-con-la-peor-contaminacion-del-aire-estan-en-india.jpeg

 

 

Comentarios potenciados por CComment