Seleccione idioma:

Noticias

03 de Marzo - Día Mundial de la Vida Silvestre

leopard 515509 1920

"Hay más de 600 especies que están a punto de extinguirse, y otras que vienen en un proceso traumático de adaptación a los nuevos cambios en su entorno y que no sabemos qué efectos tendrá."

 

¿ES ALGO TAN DIFÍCIL PARA LOS SERES HUMANOS CONVIVIR EN ARMONÍA CON TODAS LAS ESPECIES?

DÍAMUNDIALDELAVIDASILVESTRE

En estas dos fotos vemos a madres con sus crías: la hembra del chigüiro pasea con su camada y la hembra de la especie humana lleva de la mano a sus hijos. Las fotos tienen más similitudes que diferencias pues lo esencial que alienta la foto, el amor maternal, gravita por la imagen como un fluido que trasciende más allá de la arquitectura visual de las imágenes: en realidad el paisaje de fondo, esa planicie que se abre frente a los protagonistas de las fotos, no pasa de ser un marco que contiene lo físico. Lo que nos conmueve está en los detalles: la madre chigüiro con su aire precavido y vigilante conduciendo a las crías igual que lo hace la mujer que se desplaza en lo que parece una excursión campestre; la racionalidad e irracionalidad que diferencia a una especie de la otra no tiene mayor peso: tanto la mujer como la madre chigüiro están en pie de igualdad haciendo lo que es innato para ellas hacer: proteger los retoños. Un objetivo que se transmite de generación en generación desde hace miles de años y que es lo que asegura la pervivencia de las especies.

Una continuidad que se viene rompiendo desde hace ocho décadas: hay más de 600 especies que están a punto de extinguirse, y otras que vienen en un proceso traumático de adaptación a los nuevos cambios en su entorno y que no sabemos qué efectos tendrá. La vida silvestre entendida como ecosistemas en los que las especies animales como vegetales no se encuentran en contacto con la presencia humana es un cuento difícil de creer: los seres humanos han invadido todos los hábitats de las demás especies. Con el pretexto de ampliar la frontera agrícola se destruyen los hábitats de las otras especies: de esto nos damos cuenta por los efectos del calentamiento global causante del deshielo en la Antártida: ahora mismo los osos del antártico ya no tienen hielo firme en qué pararse. Otra actividad que contribuye como ninguna otra a la destrucción del hábitat de especies silvestres es la agricultura, a la cual se suman la minería, la tala de árboles, la sobrepesca y la proliferación urbana.  

Para llamar la atención y sensibilizar a la población mundial acerca de la importancia de la vida silvestre, la Asamblea General de las Naciones Unidas expidió el 20 de diciembre de 2013 la Resolución 68/205 donde se determina lo siguiente:

  1. Decide proclamar el 03 de marzo, día de la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenzadas de Fauna y Flora Silvestres, Día mundial de la Vida Silvestres
  2. Invita a todos los Estados Miembros, a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y a otras organizaciones mundiales, regionales y subregionales, así como a otros interesados pertinentes, incluidos la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y los particulares, a observar de manera apropiada el Día Mundial de la Vida Silvestre y crear conciencia al respecto, de conformidad con las prioridades nacionales

El caso de los elefantes es buen ejemplo de lo que es tener a una especie amenazada por la invasión de su hábitat y la irracionalidad humana; basta leer un artículo que apareció publicado el 29 de diciembre de 2017,  titulado: El dilema de África: ¿prohibir o permitir la caza?, donde nos dan no solo cifras alarmantes de lo que es diezmar a la fauna de este continente sino también un dato que compromete el sentido de responsabilidad del ser humano frente a los animales que son nuestros compañeros de patio. Este artículo más la foto que lo acompaña ─un elefante muerto a los pies de un hombre con fusil que lo exhibe como un trofeo valioso─, es para avergonzar a toda la humanidad.

Basta leer estos dos párrafos:

Los elefantes han perdido un 30% de sus ejemplares entre 2007 y 2014, lo que significa que en siete años han muerto 144.000, según el censo realizado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Hay un 42% menos de leones que hace 21 años (quedan entre 25.000 y 30.000 en África, según la Lista Roja de la UICN). El animal se encuentra en la categoría de vulnerable entre las especies más amenazadas del planeta, al igual que el leopardo africano. Por último, en el continente hay unos 25.000 rinocerontes, y durante los últimos nueve años las mafias han matado a más de 6.000.

Muchos de ellos han muerto a manos de cazadores así que es inevitable que el debate sobre si debe permitirse o prohibirse la caza de trofeos, especialmente en África meridional, se reabra cada vez que se mata a un animal emblemático -como ocurrió tras la muerte del león Cecil y su hijo Xanda en Zimbabue- o cuando el célebre es el cazador.

Fuente: El artículo completo se puede leer en el portal:https://www.elmundo.es/ciencia-y salud/ciencia/2017/12/29/5a4501aee5fdea04308b458e.html

Se omite la foto que acompaña el mencionado artículo porque sería darle más publicidad al cazador profesional David Barret, quien posa con un elefante abatido en Zimbabue en 2009. Este hombre tiene en su haber la matanza de más de 300 animales silvestres en selvas de África. Alguien con suficientes calidades inmorales para figurar en la historia universal de la infamia.

Viene este caso como anillo al dedo para recordar que hace algo menos de 550 años el genio del Renacimiento Leonardo Da Vinci pronunció esta frase: «Llegará el tiempo en que los hombres miren a los asesinos de animales como hoy miran a los asesinos de hombres». No es gratuito que hoy exista una corriente de activistas ambientales pidiendo que se cree la corte penal internacional para juzgar crímenes ambientales.

Mejor recreemos la vista y el alma contemplando esta foto de una zorra dando de comer a sus dos crías en un bosque de la península Ibérica.

zorro

Para finalizar citamos este decálogo de buenas acciones para que cada persona pueda convertirse en un protector de la vida silvestre:

  • Adoptar. Desde animales a lugares salvajes, hay una opción para todos. Reúnete con compañeros de clase para adoptar un animal de una organización de conservación de la naturaleza como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés). Las adopciones simbólicas ayudan a financiar las organizaciones.
  • Hazte voluntario. Si no tienes dinero para donar, dona tu tiempo. Muchas organizaciones y zoológicos tienen programas de voluntariado. Puedes ayudar a limpiar playas, rescatar animales salvajes o enseñar a visitantes.
  • Visita zoológicos, acuarios, parques nacionalesy refugios de vida silvestre que albergan animales salvajes. Aprende de los expertos más cosas sobre las especies de nuestro planeta. Mira de cerca las criaturas más increíbles de la Tierra.
  • Haz donaciones. Cuando visites zoológicos acreditados y reservas naturales locales, paga el precio de entrada recomendado. Tus donaciones ayudan a mantener estas áreas vitales de conservación.
  • Defiende lo que piensas.Comparte tu pasión por la conservación de la vida silvestre con tu familia. Diles a tus amigos cómo pueden ayudar. Pídales a todos los que conozcas que se comprometan hacer lo que puedan para detener el tráfico ilegal de vida silvestre.
  • Compra con responsabilidad. Al no comprar productos hechos de animales en peligro de extinción o partes de los mismos, puedes hacer que el tráfico ilegal de vida silvestre no sea un negocio lucrativo
  • Ayuda. La basura no es solamente fea, sino dañina. Las aves y otros animales pueden atrapar su cabeza en anillos plásticos. Los peces pueden quedar atrapados en las redes . Además, la basura contamina los recursos naturales de todos. Haz tu parte poniendo la basura en su lugar.
  • Recicla. Encuentra nuevas formas de utilizar cosas que ya tienes. Si no puedes reutilizarlas, recíclalas. El Zoológico de Minnesota alienta a sus visitantes a reciclar teléfonos móviles para reducir la demanda del coltán, mineral que se extrae en los hábitats del gorila de llanura.
  • Restaura. La destrucción de hábitats es la principal amenaza para el 85 por ciento de todas las especies en riesgo y en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Puedes ayudar a reducir este peligro plantando árboles nativos, restaurando las tierras pantanosas o limpiando playas en tu área.
  • Únete.Ya sea que le interese proteger los hábitats naturales o prevenir el tráfico ilegal de vida silvestre, encuentra la organización que apele a tu pasión y participa. Hazte miembro. Mantente informado. Apoya activamente a la organización que elijas.

Fuente: Las 10 mejores formas de salvar la vida silvestre. Por ShareAmerica -1 marzo 2017, enlace: https://share.america.gov/es/las-10-mejores-formas-de-salvar-la-vida-silvestre/

Fuente de las imágenes que ilustran este artículo:

Foto 1: Hembra chigüiro con su camada, enlace: https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn

Foto 2: Mujer paseando con sus hijos, enlace: https://previews.123rf.com/images/ampak/ampak1405/ampak140500078/28745324-madre-paseando-con-dos-ni%C3%B1os-peque%C3%B1os-en-el-campo-de-sostener-sus-manos-mientras-se-pasean-a-trav%C3%A9s-de-una-c.jpg

Comentarios potenciados por CComment